Los vecinos huelen sangre

Lo que voy a contar en este post ocurrió en una comunidad de propietarios que administro desde hace muchos años, por lo que conozco a la mayoría de los vecinos y con algunos, tengo mucha confianza.

No obstante, hace un par de años tuve una reunión muy movida que se complicó bastante por culpa de unos trabajos mal realizados.

La comunidad en cuestión había sufrido un año antes de la reunión una rotura de la acometida general de agua potable del edificio y que está situada en el sótano parking inferior.

Tras la intervención urgente de la empresa encargada en ese momento de los trabajos de mantenimiento de la finca, se determinó que la batería de contadores de agua y los tubos de salida hacia las viviendas (llamado peinado) estaban en mal estado y necesitaban ser sustituidos, aparte de la acometida averiada.

La comunidad de propietarios aprobó el presupuesto de la empresa para dichos trabajos y en ese momento, dio comienzo una odisea de problemas durante los meses siguientes hasta la famosa reunión conflictiva.

Se ve que la empresa subcontrató los trabajos a otra, nada objetable, salvo que, en este caso, la subcontrata fue un desastre de principio a fin con trabajos mal ejecutados y retrasos injustificables.

Todo ello, provocó el malestar general de los vecinos con quejas constantes al administrador, cosa lógica en estos casos.

Y entonces llegamos a la reunión anual con los ánimos vecinales caldeados por culpa de los trabajos que, hay que destacar, aun no habían concluido.

Como decía al principio, se trataba de una comunidad que llevo hace muchos años y donde hay cierta confianza con algunos vecinos.

Uno de ellos, precisamente con el que más confianza tengo, actuó como disparador de las tensiones acumuladas y recayeron todas sobre mi persona.

En estas situaciones, los vecinos huelen sangre y pueden actuar como depredadores.

Los administradores de fincas sabemos que solemos ser los chivos expiatorios de los problemas que provocan otras personas que actúan en la comunidad, como fue en este caso.

Era evidente que el administrador no había sido el responsable de que la empresa contratada por la comunidad hubiera realizado tarde y mal los trabajos, pero alguien debía pagar el pato.

La situación se tensionó con amenazas veladas de dejar nuestros servicios, pero finalmente, la cosa no pasó a mayores.

Me hubiera sabido muy mal que la comunidad se pudiera haber marchado por esta cuestión.

Posteriormente, los trabajos concluyeron de una forma que podemos decir aceptable, aunque eso si, con una duración totalmente desproporcionada para el tipo de trabajo realizado.

Como vemos, el hecho que se administre una comunidad desde hace mucho tiempo y haya confianza con los propietarios, no quita para que el administrador de fincas puede tener problemas al realizar la reunión, ya que es el momento en que esta más expuesto ante los vecinos.

Y es independiente que la causa del malestar de los propietarios sea por culpa del administrador o no. Los palos se los llevará el administrador al ser la persona que tienen los vecinos delante.

Por parte del administrador no es de recibo tener que recibir palos cuando la culpa ha sido de un tercero que no ha hecho bien su trabajo.

En esos casos, a los vecinos les da igual que el administrador haya estado encima del tema intentando resolverlo de forma satisfactoria.

En resumen, y como vemos, en esta profesión estamos siempre expuestos a recibir criticas, ya seamos los responsables directos o no, de los vecinos.

Comparte :

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable José Manuel Garcia Cuevas.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Cdmon.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas).    Más información
Privacidad